Piramide de Maslow: la teoría de las necesidades humanas

por | Diciembre 15, 2016

El conjunto de teorías que planteó Abraham Maslow en la popular Pirámide de Maslow hace más de cinco décadas, hoy aún siguen siendo aceptadas casi de manera global.

Últimamente la motivación se ha transformado en el motor que impulsa y estimula a la colectividad. Al pasar el tiempo, el notorio crecimiento de las sociedades ha traído como consecuencia que todos los seres humanos necesitemos probar la forma en la que se dirigen nuestros gustos, preferencias y deseos, además de conocer cómo el placer de cada uno de nosotros y la búsqueda de nuestra propia comodidad, orienta gran parte de las diversas acciones que ejecutamos. Es por eso que la teoría de la Pirámide de Maslow está más de moda que nunca.

¿Qué es la Pirámide de Maslow?

En el año 1943 el reconocido estadounidense Abraham Maslow, afirmó en su teoría titulada A Theory of Human Motivation que las personas están motivadas con el fin de conseguir determinadas necesidades. Maslow, a tales necesidades caracterizadas por ser complejas y variadas, les estableció cierta organización, ordenándolas en diversas categorías dentro de una pirámide, de allí deriva la famosa Pirámide de Maslow, conocida por poseer cinco niveles.

En este sentido, Maslow -uno de los principales exponentes de la psicología humanista-  afirmó en su teoría que las acciones que cualquier sujeto realiza son promovidas por una fuerza, y que esa fuerza era la denominada motivación.  Además, con base a cuán motivado se siente cada ser, en efecto conlleva la necesidad que alcanzará saciar. De ahí se desprende toda la teoría.

La jerarquía de las necesidades humanas, también llamada Pirámide de Maslow, está compuesta por una base donde se hallan las necesidades de fisiológicas o básicas, junto con 4 niveles superiores donde se reúnen necesidades de tipo más sociológico. En la cúspide de la pirámide se sitúa la necesidad de crecimiento o autorrealización.

A medida que se van materializando las necesidades de cada uno de nosotros, buscamos satisfacer el nivel que sigue, y así lo haremos sucesivamente hasta llegar al último nivel, es decir, el cinco.

Necesidades contenidas en la Pirámide de Maslow

Necesidad fisiológica

En este nivel se incorporan las necesidades más esenciales, las básicas, las relativas al instinto, ya que al lado de éstas el resto se convierten en necesidades secundarias. De este modo, si este primer nivel no logra ser satisfecho, en consecuencia las necesidades de los niveles que prosiguen no requerirán atención.

Las necesidades fisiológicas están constituidas por la respiración, hidratación, el descanso, la alimentación, el sexo y la homeostasis. Además de las necesidades internas que permiten mantener en equilibrio la temperatura y el Ph y aquellas que previenen el dolor o la propia expulsión de los desechos de nuestro organismo.

Necesidad de seguridad y protección

Sentirnos seguros es algo fundamental para la continuación de nuestra existencia, pero no tan importante como lo son las necesidades básicas. Por ello, la necesidad de seguridad empieza a requerir atención al momento en que son satisfechas las fisiológicas.

Las necesidades que se encuentran en este nivel son múltiples, pero las principales son: seguridad laboral, social, física, de salud, de recursos y de propiedad privada.

Necesidad de afiliación

En la Pirámide de Maslow estas necesidades fueron descritas por Abraham Maslow como menos básicas que las necesidades del nivel 1 y 2.  En sí, la necesidad de afiliación es una necesidad psicológica y emocional, donde se incluyen las necesidades de amor, pertenencia y afecto.

Existen diversas relaciones que ayudan a que se cumpla la necesidad de afiliación, como las relaciones de pareja, de amistad y sobre todo las familiares. Al mismo tiempo que el ser partícipe en grupos religiosos, comunidad o en cualquier área de la vida social. Al igual que el afecto y la intimidad sexual.

Necesidad de reconocimiento

Luego de que el individuo se halla dentro de un grupo, lo que sigue es que el mismo se inclina a establecer y a avanzar en la jerarquía de grupo por medio de la búsqueda de la estima, autoconfianza, el respeto, éxito y la aprobación de sus miembros.

El resultado que se obtiene al satisfacer esta necesidad y alcanzar el aprecio y la aceptación, es que promueve a que el ser humano se convierta en un individuo más confiado. No obstante, el no conseguir ser valorado y reconocido por cualquier logro o meta alcanzada, puede provocar en la persona sentimientos de inferioridad e incluso de fracaso.

Según la teoría plasmada en la Pirámide de Maslow, hay dos necesidades de reconocimiento.

Por un lado, la necesidad superior de reconocimiento o estima. Esta abarca la autoestima, el respeto, la libertad y la valoración de uno mismo. Y por otro, la necesidad inferior de reconocimiento, la cual incluye respeto del entorno hacia uno mismo, dignidad y lograr conservar una buena reputación en la sociedad.

Autorrealización

La autorrealización, el último nivel, ubicado en la cúspide de la pirámide, es la última necesidad a cumplir. Cuando se logra satisfacer esta necesidad no sería erróneo decir que la persona ha logrado el potencial máximo como ser humano.

Maslow, estableció un cúmulo de cualidades que debe tener cualquier persona para autorrealizarse, aparte de haber satisfecho sus necesidades primordiales, ellas son:

Ser una persona:

  • Realista
  • Honesta
  • Optimista
  • Receptiva, perceptiva y a la vez empática
  • Creativa
  • Espontánea
  • Autónoma e independiente
  • Capaz de ver la vida de forma objetiva
  • Responsable
  • Sentir deseos de contribuir con la humanidad

Además, la persona debe:

  • Aceptarse a sí misma y a los demás
  • Sentir preocupación por el bienestar de la humanidad
  • Permanecer en estado de armonía consiga misma y con el entorno
  • Aceptar problemas y conseguir soluciones

Otras cualidades que trata Maslow en su teoría es la falta de prejuicios y el no tener sentido del humor hostil, pero sí filosófico.

Gracias a la teoría de Maslow y su actual validez, a pesar de que ha sufrido varios cambios (inclusión de la necesidad cognitiva, estética y trascendencia), ha servido durante años como apoyo para comprender todo lo relacionado a la motivación humana.

la pirámide de maslow

vía

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *