Empréstito: definición, clases y funcionamiento de esta obligación

por | diciembre 3, 2016

Muchas empresas requieren de numerosas cantidades de dinero con la finalidad de desarrollar sus proyectos o no paralizar sus actividades, funciones o labores.

Al momento en que se presenta esta necesidad de dinero, las empresas suelen contar con dos opciones muy prácticas: la primera consiste en solicitar esa ausencia de dinero a los accionistas de la empresa, o bien, pedir dinero a una entidad externa a ellos; siendo esta última alternativa conocida por denominarse empréstito, la cual, será tratada a continuación.

¿Qué es el empréstito?

En este sentido, la petición de dinero que se solicita al Estado, a una corporación, ente o persona ajena a la empresa que lofirmando empréstito solicita se le denomina empréstito. Básicamente es una alternativa que tienen las distintas personas jurídicas de solicitar préstamos siempre que lo necesiten. En ella, por ejemplo, no piden dinero a un único banco, lo que se convertiría en un préstamo común y corriente, sino que dependen de diversos inversores fraccionando la deuda en proporciones reducidas de dinero llamadas obligaciones.

En sí, es un modo muy habitual que usan las diversas sociedades para captar financiación o dinero.

Asimismo, cabe resaltar que las empresas o los Estados toman la decisión de solicitar un empréstito en lugar de un préstamo, debido, en su mayoría, a que la suma a pedir es elevada para que una única entidad financiera esté en la capacidad de hacerse cargo. Además, porque la longitud de la financiación no es admitida por los bancos, debido a que un préstamo de esta naturaleza significa una densidad de peligro con un nivel muy grande para estos. También porque la cabida de la empresa es reducida, y en consecuencia, los bancos deciden rechazar un préstamo de esa magnitud. Son estos los motivos por el que los Estados o empresas determinan realizar esta clase de operaciones cuando les urge una financiación para pagar sus necesidades, gastos, deudas, entre otros.

Clases de empréstito

Si se toma en cuenta el período de vencimiento, es decir, el cumplimiento del plazo de la obligación, las distintas clases de empréstitos que existen son las siguientes:

  • Pagarés: son valores caracterizados por emitirse con un período muy corto de vencimiento. Lo normal es que el plazo abarque menos de un año. En caso del Estado, no se le conoce como pagaré sino como deuda pública.
  • Bonos simples: son valores conocidos por emitirse no sólo por un período muy corto, sino también por un plazo mediano. Es normal que el plazo sea de 3 a 5 años.
  • Obligaciones: son valores que se emiten por períodos largos, mayores a 5 años.

Es lógico que la rentabilidad sea más alta cuanto mayor sea el período de vencimiento. La razón es simple: existe un riesgo más elevado debido a que es difícil saber qué sucederá dentro una década, que dentro de cinco años. Por ello, cuando se invierte en una deuda el interés de una obligación es mucho más alto que el de un bono.

Los entes que se dedican a otorgar créditos a terceros también pueden emitir otros tipos de valores, así como los títulos hipotecarios, los cuales se dividen en:

  • Cédulas hipotecarias: tienen una garantía particular debido a que están garantizadas por toda la cartera de créditos hipotecarios de la entidad. (Más info)
  • Bonos hipotecarios: el ente nada más se expande a los créditos hipotecarios que hayan establecido un vínculo especialmente con ellos por medio de escritura.
  • Participaciones hipotecarias: posibilita participar en créditos hipotecarios específicos. No obstante, es menester recalcar que en este caso el inversor debe contraer un cierto riesgo de incumplimiento de la obligación si, por cualquier eventualidad, no se encontrare capaz de hacer frente al cumplimiento de sus pagos.
  • Bonos y obligaciones subordinadas: gozan de garantías inferiores que los acreedores de la entidad, por la que si ésta no pudiese pagar sus deudas, los titulares de tales bonos cobrarían luego de que lo hicieran los acreedores.
  • Participaciones preferentes: son valores con mayor rango de subordinación que los subordinados nombrados anteriormente. Si se presenta el caso de disolución o liquidación del emisor, sus poseedores cobrarían sólo después de todos los acreedores ordinarios de la entidad, y a su vez, también luego de los tenedores de valores subordinados. (Más info)

Por otro lado, se encuentran los valores simples y convertibles. La diferencia entre ambos valores alude a la forma de pagar el vencimiento del valor. En los valores simples el emisor regresará al vencimiento del valor su precio en dinero, en cambio, en los convertibles el tenedor de los valores, otros valores. Es usual que sean acciones, en modo y número pactado durante el momento de la emisión.

¿Cómo funcionan este tipo de obligaciones?

Como se hizo referencia en un inicio, la entidad divide el empréstito o préstamo de obligaciones en una enorme cantidad de pequeñas porciones relativas llamadas obligaciones, que pone entre sinfines de inversores. En otras palabras, estas fracciones son suscritas por un número alto de prestamistas.  Estas proporciones del préstamo son representadas por “títulos-valores”. Todos los títulos que le correspondan a una igual emisión, poseen las mismas características: tipo, vencimiento, importe, entre otras.

Es necesario dejar claro que las personas que participan en este tipo de obligaciones son:

  • Prestatario: es el que emite el empréstito, o sea, la sociedad, empresa o Estado que hace la solicitud del préstamo con emisión de diversas obligaciones.
  • Prestamista: persona física (ser humano) o jurídica (entidad) que presta el dinero, que compra el bono o la obligación. Al prestamista también se le denomina obligacionista o bonista.
  • Intermediario financiero: es el ente que encuentra y armoniza los deseos e intereses de la empresa, corporación o Estado que emite la obligación y los ahorradores que están en la búsqueda de una inversión de sus ahorros.

Finalmente, el prestatario deberá regresar la cantidad que recibió junto con los intereses pactados por medio del sistema de reembolso gradual  del capital del préstamo establecido en las estipulaciones de emisión de este tipo de obligación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *